domingo, 31 de mayo de 2009

PASTOREADO POR EL CORDERO

De verdad que es una paradoja imaginarnos a un cordero pastoreando un rebaño, y pensamos que cómo es esto posible si el cordero es parte del rebaño. Pero el Cordero que pastorea es uno muy especial, es nuestro amado Señor Jesús, Apocalipsis 7:17 dice: “Porque el Cordero que está en el trono los pastoreará y los guiará a fuentes de agua viva; y Dios les enjugará toda lágrima de sus ojos”. Este hermoso Cordero está en un trono reinando y con una función específica: guiaros a saciar nuestra sed y secar nuestras lágrimas.
Personalmente he sentido esa labor de mi Jesús en mi vida específicamente, cuando más sed he sentido Él me ha saciado y cuando más desorientado he estado Él siempre me toma de la mano y me guía a donde debo estar y ¡claro! Ha secado mis lágrimas cuando me ha tocado llorar.
Recientemente me sentí sediento de saber si realmente era útil en algo (a veces los miembros de las iglesias hacen sentir a sus pastores así). Y cuando menos me lo esperaba Él me mostró de la manera más increíble que aun era útil para su obra. Estaba haciendo un curso de inglés por Internet y una joven brasileña que también lo hace y sabe que soy pastor me pide que ore por ella que estaba muy angustiada, no sé si por costumbre o cosas de Dios le pedí que siguiera contándome qué le pasaba, ella estaba muy triste y le hablé de las bondades de Jesús y luego de un rato me dice que ya se siente mucho mejor y hasta cantó y muy bonito por cierto una canción que dice: ¿Por qué he de estar triste y con dudas? Si nada es imposible para Dios. Luego de cantar me dice: “¿Sabes? Había pensado en quitarme la vida esta noche, pero Dios te puso en mi camino para que abrieras mis ojos e impidieras con tus palabras que hiciera eso”.
Luego de esa afirmación y de pasar por el impacto de e tal noticia, pensé: Gracias Señor por mostrarme que hasta en mis momentos de entretenerme haciendo algo que no tiene que ver con mi ministerio me dices que puedo ser útil para ti.

Oración: Gracias mi buen Cordero que me pastorea, por guiarme a una fuente de agua viva que eres tú mismo cuando estaba en medio de un desierto, por tomar mi mano tiernamente y saber que guías a una senda segura, y por secar mis lágrimas en medio de mi dolor. Gracias mi Señor por estar allí cuando más te he necesitado. Amén.

Experimentando a Dios en mi vida: Sentí que era inútil, sin dirección y sin consuelo, pero mi Señor me mostró algo diferente. Lo importante no es cómo me sienta, ni que tan útil pueda ser. Lo más importante es reconocer que no estamos solos, sin guía y sin consuelo. Todo esto porque Jesús el Señor no nos dejará en esa condición, Él se las arregla para mostrarse en nuestras vidas de una manera muy especial. Como dice el Salmo 23: “El Señor es mi Pastor, nada me falta” GRACIAS POR ESTAR ALLÍ CUANDO MÁS TE NECESITÉ… TE AMO!!!

8 comentarios:

sacri dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, te doy la bienvenida y me apunto para ser tanbien tu seguidora...
me gusta ver como el señor tiene un pueblo que le adora y nos alimentamos diariamente con buestras aportaciones para el reino de Dios...
saludos hermano y Bendiciones.

Nay dijo...

Pastoreada por el Cordero!!! Sabes?? Aunque sea una paradoja imaginar una "oveja pastoreando", dejame decirte que para mi es ¡lo máximo! De verdad!! no miento... sabes por que? porque quien me pastorea puede entenderme tambien como oveja!! Me explico?? A ver... imaginemos esta escena...
1. El Cordero de Dios...
2. La corderita (yo)...
El Cordero entiende qué puedo sentir... como duelen algunas cosas... las cosas que me agradan... las q me enojan... cuanto me agrada cierto tipo de alimento... jejeje TODO!!!!!
Sii!!!! entiendo que en realidad representa ese sacrificio precioso por mi... ese Cordero limpio, santo.. que derramaria su sangre en perdon de mis pecados.. pero me encanta imaginar esto.. siento q me acerca más a Él!
Dios es un hermoso Cordero que pastorea mi vida... y no hay mejor ejemplo de pastor que nuestro Cordero!!
Se que su amor por mí es tan grande q aun esta dispuesto a mantenerme entre sus brazos para yo JAMAS alejarme de Él!!!...
Y nosotros... sigamos los pasos de nuestro Cordero, para aprender a pastorear de la forma tan especial que lo hace con nosotros...
GRACIAS POR PASTOREARME,TE AMO :) Dios, eres MARAVILLOSO

Carlos Romero dijo...

Gracias Nay y Sacri por sus comentarios. Dios las bendiga grandemente

Sierva dijo...

Bendiciones en Cristo!

Jesus se hizo cordero para hacerse Pastor...Para dejarnos una gran enseñanza, Ahora EL es cordero pero tambien es Pastor...Porque aprendi'o primero a ser cordero...


Usted es un Pastor y DIOS no lo dejar'a hasta que haya hecho con usted todo lo que le ha prometido...El pueblo no sabe...A veces no hay ovejas no corderos si no cabras o lobos disfrazados de ovejas que quieren llegar a la iglesia a perturbar y robar la paz...Pero poderoso es nuestro DIOS...Y si EL est'a con usted quien contra usted.

Bendiciones!

Sierva dijo...

Y siga adelante Pastor que largo camino hay por delante...

Bendiciones y adelante usted es un vaso util en las manos de Jesus.

Bendiciones!

francisco dijo...

ami me gusta el blog que ay palabra de DIOS por eso me quedo aquí que DIOS SIGA BENDICIENDO SU MINISTERIO Y SU CASA

Anónimo dijo...

Me legra encontrarme hoy en su blog con este artículo que usted escribe, por que estoy a cargo de una iglesia y aunque no soy oficialmente el pastore cumplo ales funciones. Hoyes domingo y predique sobre la obediencia, veo que algunas veces cuando predico la plabra hay gente que se motiva y es tocada por el señor, pero otras ocasiones creo que fracaso y digo cosas que resultan duras y aburridas para la spersonas, he estado muy triste por esto y preguntandome si sirvo para ejercer de pastor, tengo llamado y amo la obra del señor, he dedicado mi vida a su servicio y lo que mas deseo es seguir sirviendole, pero me decepciona que a veces siento que no llego a las persona s y que me falta mucho para poder ejercer dignemente el pastoreo,esto es en honor a la verdad lo que siento y deseo comprtirlo con usted,Dios le bendiga.

Carlos Romero dijo...

Gracias por pasar por mi blog y que esta entrada haya sido de utilidad para tu vida.. créeme que te entiendo por lo que estas pasando, también me he sentido así y te digo que sigas predicando lo que Dios te ponga en el corazón para compartir con la congregación, eso sí, que sea lo que Dios primero te habló a ti... solo así podrás llegar hacer la voluntad de Dios. No importa que se aburran y se molesten, si es palabra de Dios!!! No estás llamado para entretener o complacer a las personas. Eso es parte de tu llamado, preocupate cuando te halles complaciendo o entreteniendolos... Que Dios te guíe siempre